Volviendo a lo Divino

VOLVIENDO A LO DIVINO

16 Videos
Compartir
Compartir
Compartir

Laot se | Volviendo a lo Divino – Kabbalah & Taoísmo: Los sabios enseñan de una manera muy sencilla, pero a la vez muy profunda, el mapa de ruta para volver a la unidad con lo divino, no se puede hacer de sus enseñanzas una religión, sus enseñanzas son sabiduría para despertar nuestro propio maestro y retornar a casa.

Volviendo a lo divino es un curso basado en las enseñanzas místicas taoístas de lao tse.

 En el hombre podemos diferenciar dos aspectos muy importantes: Su estructura y el medio que lo rodea. Ya sabemos que su estructura es dual, un alma divina (ser divino) y un cuerpo terrenal. En cuanto a la estructura podemos observar que la materia es la dominante y ejerce una influencia muy poderosa.

Cuando el hombre nace es completamente físico, en el cual su mente no posee ningún tipo de influencia sobre él. Pero cuando comienza a crecer, su mente comienza a influenciarle.

De todas formas, la materia continuará dominando en él y lo atraerá hacia ella.  y solo si crece intelectualmente y cultiva su capacidad racional podrá superar y controlar sus inclinaciones físicas sin dar rienda suelta a sus instintos, fortificándose para actuar según los dictados de su razón espiritual divina. Debemos saber que la naturaleza de la materia se halla en la oscuridad. El origen del alma es la luz, la divinidad,

Al ingresar al cuerpo físico se olvida de su naturaleza y se ve impulsada hacia la materia. La cual la influencia poderosamente, y no podrá desligarse de ella a menos que sea por una fuerza superior. Por lo cual el alma debe esforzarse para salir de la soberanía de la materia, y que el cuerpo se eleve con ella a la luz superior y volver a su esencia divina.

En cuanto al medio que rodea al ser humano, también es material, Por eso El hombre no puede evitar comer, beber y demás necesidades naturales, así como no puede carecer de propiedades y medios materiales que le permitan saciar dichas necesidades. Ver el curso el Manual del sabio

O sea, que, tanto debido a su cuerpo como a su medio y sus actividades, el hombre se halla inmerso en el materialismo y hundido en la obscuridad de este.  y requiere de un gran esfuerzo para superar este estado, al que lo conducen sus necesidades físicas. Pero la divina inteligencia estableció que, aun estando el hombre inmerso en el materialismo, puede utilizar sus actividades físicas para elevarse hacia la pureza y la excelencia. Cuando el hombre desee volver a su esencia divina hasta sus actividades más mundanas generan perfección en él.

El hombre debe entender y asumir que fue creado exclusivamente para manifestar su esencia divina, y no fue puesto en este mundo sino para dominar sus pasiones y someter su voluntad a la voluntad Divina, con el poder de su intelecto.  Debe oponerse a sus deseos y sus inclinaciones materiales y dirigir su conducta hacia este objetivo sin desviarse del mismo.

En cuanto al cuerpo debemos cuidarlo y que tenga buena salud, y no la mera satisfacción de sus necesidades físicas y sus deseos mundanos.  Todo esto servirá de preparación para el cuerpo a fin de que el alma pueda utilizarlo para el servicio de Dios y no se constituya en un obstáculo al no estar preparado y débil.

Una de las cosas que el hombre debe fortificar en sí mismo, es el amor, Debe considerar la grandeza e infinitud de su divina ante la insignificancia egoísta.

0/5 (0 Reviews)
Abrir chat
Hola, Háblanos al Whatsapp
WHATSAPP DAVID PRETEL
Hola escríbenos al whatsapp.