Curso de Kabbalah Gratis

El Templo del Espíritu

 Se el primero en calificar este curso, déjanos unas estrellas en la parte inferior de la pagina  ⭐⭐⭐⭐⭐

Compartir
Compartir
Compartir

El templo del Espíritu es un curso de kabbalah gratis donde se enseña que las 7 fiestas bíblicas, son un recordatorio que debemos mantener nuestros 7 chakras abiertos, es decir, que el cristo, o  nuestra conciencia superior sea la que nos guíe, y no nuestros instintos o deseo no corregido. Para abordar este tema,  se ha tomado información del Zohar, el cual revela muchos misterios ocultos en la biblia.

Para un estudio mas enriquecedor es necesario complementar con el libro, y a su vez contribuyes para que estas enseñanzas sean difundidas. 

Buscando la iluminación

La búsqueda de la iluminación espiritual ha sido una parte integral de la experiencia humana durante milenios. Desde los antiguos griegos, que creían que había varias fuentes de sabiduría y conocimiento, hasta la Edad Media y el Renacimiento, cuando el arte y la literatura estaban impregnados de significados alegóricos sobre el lugar del hombre en el universo, la humanidad ha explorado durante mucho tiempo el sentido de la vida. Sin embargo, en tiempos más recientes, los avances de la ciencia han llevado a algunos a abandonar la religión por considerarla irrelevante y anticuada. El auge del materialismo también ha dificultado que muchas personas encuentren un equilibrio entre la ciencia y la espiritualidad.

¿Qué es la iluminación espiritual?

La iluminación es el estado de haber ampliado el propio conocimiento. Es el estado de haber realizado lo que es el verdadero yo. Es el estado de haber realizado la unidad de todas las cosas. La iluminación espiritual es el proceso de obtener sabiduría y comprensión de la naturaleza de la realidad, de tu papel en el universo y de tu conexión con todas las cosas, incluida la Divinidad.

La iluminación espiritual no es sólo una comprensión intelectual de estas ideas. Es una transformación de la forma de pensar y de ver el mundo. Es la comprensión de que todos estamos conectados entre sí y con la tierra, la comprensión de que todos somos parte de la misma Divinidad. Una vez que has experimentado esto, te cambia de manera profunda. Cambia tu forma de ver el mundo y tu lugar en él. Cambia tu forma de interactuar con los demás. Cambia tu forma de tratar a los demás y de tratar a la Tierra.

Nuestro Cuerpo es el Templo del Espíritu

El cerebro es una máquina biológica que construye modelos del mundo a partir de nuestras percepciones sensoriales. Constantemente trata de encajar la nueva información en los modelos existentes, y esto ocurre tanto cuando estamos despiertos como cuando estamos dormidos. Los sueños ofrecen la oportunidad de Re cablear el cerebro y establecer nuevas asociaciones entre ideas que la mente consciente podría haber pasado por alto o reprimido.

Sin embargo, estas asociaciones se basan en elementos de nuestra cultura, nuestro lenguaje y nuestras experiencias personales, que suelen estar restringidas o enmarcadas por nuestras creencias actuales. Si no hemos cuestionado o explorado nuestras creencias, nuestros sueños las reflejarán. Para liberarnos de nuestros modelos actuales de realidad, debemos cuestionarlos activamente. Esto puede hacerse a través de la meditación, la visualización u otras prácticas que requieran que nos centremos en una idea o problema concreto. Si adoptamos un enfoque abierto, curioso y sin prejuicios para esta exploración, es más probable que establezcamos nuevas conexiones y descubramos nuevas ideas.

Cómo apoya la ciencia a la espiritualidad

La espiritualidad nos pide que examinemos nuestra relación con el universo como un todo. Nos pide que exploremos nuestra conexión con otras personas y con la Tierra. Muchas personas creen que la ciencia y la espiritualidad son fundamentalmente incompatibles porque utilizan métodos diferentes y llegan a conclusiones distintas. Sin embargo, aunque utilicen métodos diferentes, siguen tratando de explorar lo mismo: la naturaleza de la realidad. La ciencia se basa en la noción de que hay que observar la naturaleza y llegar a generalizaciones basadas en pruebas empíricas repetibles. Tiene incorporados mecanismos de corrección y cambio. Por ejemplo, si un científico observa una irregularidad en sus datos, debe intentar corregirla y explorar por qué ha ocurrido. La ciencia también está en constante cambio, ya que los nuevos descubrimientos y la tecnología conducen a nuevas teorías y descubrimientos.

Cómo apoya la ciencia a la fe

Mientras que la espiritualidad puede basarse en suposiciones sobre la naturaleza de la realidad, la ciencia se basa en la idea de que las suposiciones deben estar abiertas al cambio y la corrección. Por eso muchos científicos son religiosos. No creen que ambas cosas estén en conflicto.

Cuando emprenden una investigación científica, están abiertos a que se demuestre que están equivocados. Están abiertos a la idea de que no tienen todas las respuestas y que no pueden tenerlas todas. Esta apertura mental es una parte esencial de la práctica espiritual. Muchas tradiciones espirituales hacen hincapié en que las personas deben realizar prácticas que cultiven la atención plena, la autoconciencia y el no juicio.

Si juzgamos constantemente nuestras experiencias o a otras personas, no podremos tener la apertura mental y la humildad necesarias para vivir en paz y armonía con los demás. Algunas personas creen que la ciencia tiene mecanismos incorporados para corregir los errores en nuestros modelos del mundo y que, por tanto, es más objetiva que las tradiciones religiosas. Sin embargo, la mayoría de los científicos son seres humanos con sesgos y prejuicios, como el resto de nosotros. Todos los científicos tienen que empezar con alguna hipótesis sobre la naturaleza de la realidad y luego recoger datos para demostrar o refutar esa hipótesis. La diferencia es que, a diferencia de muchas personas religiosas, los científicos están constantemente abiertos a que se demuestre que están equivocados y a cambiar su enfoque si los datos no apoyan su hipótesis.

Conclusión

La iluminación espiritual es un proceso de autorrealización que está diseñado para provocar una transformación. Puede lograrse a través de la meditación, la respiración  y otras prácticas que nos piden aquietar la mente y observar nuestros pensamientos y sentimientos. El proceso de iluminación nos desafía a cuestionar nuestras creencias, suposiciones y percepciones. Nos pide que exploremos partes de nosotros mismos que a menudo no se dicen ni se reconocen. Requiere que estemos abiertos a nuevas experiencias y nuevas formas de pensar.

0/5 (0 Reviews)
Abrir chat
Hola, Háblanos al Whatsapp
WHATSAPP DAVID PRETEL
Hola escríbenos al whatsapp.